Skip to content Skip to left sidebar Skip to right sidebar Skip to footer

Ardón

Esta población, que da nombre al propio Ayuntamiento, recoge el nombre de uno de los últimos reyes godos ARDON, lo que nos podría dar una idea de el momento de la constitución del pueblo, aunque también podría haber estado habitado esporádicamente por ciudadanos romanos, dado que por este lugar transitaba una calzada romana, derivada de la via Antoniana, que acortaba la distancia entre la Villa de Camala, en Sahagún, pasando por Valdelocajos, hasta  Villamarco, Campo de Villavidel, las raseras del Esla, en Ardón y por el Real Valle de Ardón, S. Cibrián y Cillanueva, se dirigía a Villar de Mazarife, La Milla del Páramo y desembocaba en la calzada principal, de León a Astorga, vadeando el rio Órbigo en Hospital,  todo ello evitando la subida hasta el campamento romano de la Legio VII, en León. Algunos investigadores e historiadores aseguran que por esta calzada romana, es decir por nuestros pueblos, acortando su camino en unos 50 kms. paso todo el oro de Las Médulas, camino de Tarraco (Tarragona), donde era embarcado con destino a Roma.

Después de los asentamientos visigodos, en la edad antigua, de los que como hemos dicho queda el nombre Ardón, ya en la Edad Media, estos territorios son de realengo, pues aparecen recogidos el Fuero de León, promulgado  por el gran rey leonés Alfonso V, en el año 1.017. Así figura en dicho privilegio real donde reconoce bajo su dominio a las poblaciones del Real Valle de Ardón, Cillanueva, San Cibrián y el propio Ardón.

Todo ello sin olvidar los dos importantes monasterios, hoy desgraciadamente desaparecidos, que existieron en este entorno. El mas primitivo, el de San Justo y Pastor, en Cellanova (Cillanueva) (finales s. IX) y el existente en Ardón, bajo el nombre de Rozuela (s. X).

De ambos monasterios procede el documento mas antiguo que se conoce de la lengua romance o castellana, en un pergamino procedente de Cillanueva y escrito en Rozuela y conocido como la “Nodica de Quesos”, que actualmente se conserva en el archivo de la catedral de León.

Gallery